VALORES

Como parte de la misión del docente, el educar en valores es una responsabilidad que comparte junto a la familia y la comunidad. Sin embargo el entorno familiar es cada vez más complejo y variable al igual que el de comunidad, por la indiscutible crisis que atraviezan estos pilares de la sociedad.
Esto ha permitido  incoherencias de correlación en valores entre lo transmitido desde el ámbito familiar, los medios de comunicación masivos y los que se trabajan en el ambiente  de la institución educativa. Dando como resultado, que se conviertan en generadores de conflictos que influyen directamente en la actitudes, comportamientos y valores de los niños y jóvenes, quienes los modelan y modifican de acuerdo a sus experiencias y relaciones.
Por lo tanto el docente se vé sometido a una ardua tarea ya que como mediador, orientador y en algunos casos como punto de referencia de acuerdo a su manera de ser debe estudiar y canalizar propuestas que le permitan modificar y transformar la cultura escolar.

Es por esto que coloco a su disposición  los siguientes enlaces de internet y el siguiente cuento, los cuales espero que los analice y los comparta con sus compañeros y estudiantes:

La cara perfecta

Un cuento para animar a sonreír y estar alegres

Elementos principales

Idea y enseñanza principal

Ambientación

Personajes

A todo el mundo le gustan las personas alegres y sonrientes Un lugar cualquiera en el campo Un muñeco de papel y una nube
Había una vez un muñeco de papel que no tenía cara. Estaba perfectamente recortado y pintado por todo el cuerpo, excepto por la cara. Pero tenía un lápiz en su mano, así que podía elegir qué tipo de cara iba a tener ¡Menuda suerte! Por eso pasaba el día preguntando a quien se encontraba:
– ¿Cómo es una cara perfecta?
– Una que tenga un gran pico – respondieron los pájaros.
– No. No, que no tenga pico -dijeron los árboles-. La cara perfecta está llena de hojas.
– Olvida el pico y las hojas -interrumpieron las flores- Si quieres una cara perfecta, tú llénala de colores.
Y así, todos los que encontró, fueran animales, ríos o montañas, le animaron a llenar su cara con sus propias formas y colores. Pero cuando el muñeco se dibujó pico, hojas, colores, pelo, arena y mil cosas más, resultó que a ninguno le gustó aquella cara ¡Y ya no podía borrarla!
Y pensando en la oportunidad que había perdido de tener una cara perfecta, el muñeco pasaba los días llorando.
– Yo solo quería una cara que le gustara a todo el mundo- decía-. Y mira qué desastre.
Un día, una nubecilla escuchó sus quejas y se acercó a hablar con él:
– ¡Hola, muñeco! Creo que puedo ayudarte. Como soy una nube y no tengo forma, puedo poner la cara que quieras ¿Qué te parece si voy cambiando de cara hasta encontrar una que te guste? Seguro que podemos arreglarte un poco.
Al muñeco le encantó la idea, y la nube hizo para él todo tipo de caras. Pero ninguna era lo suficientemente perfecta.
– No importa- dijo el muñeco al despedirse- has sido una amiga estupenda.
Y le dio un abrazo tan grande, que la nube sonrió de extremo a extremo, feliz por haber ayudado. Entonces, en ese mismo momento, el muñeco dijo:
– ¡Esa! ¡Esa es la cara que quiero! ¡Es una cara perfecta!
– ¿Cuál dices? – preguntó la nube extrañada – Pero si ahora no he hecho nada…
– Que sí, que sí. Es esa que pones cuando te doy una abrazo… ¡O te hago cosquillas! ¡Mira!
La nube se dio por fin cuenta de que se refería a su gran sonrisa. Y juntos tomaron el lápiz para dibujar al muñeco de papel una sonrisa enorme que pasara diez veces por encima de picos, pelos, colores y hojas.
Y, efectivamente, aquella cara era la única que gustaba a todo el mundo, porque tenía el ingrediente secreto de las caras perfectas: una gran sonrisa que no se borraba jamás.

Y colorín colorado este cuento se ha acabado

Los cuentos se han utilizado desde tiempos remotos para transmitir las historias de pueblos y familias, así como para crear hábitos y cambios de actitud en los pueblos; hoy se convierte en una grandiosa estrategia para educar a nuestros hijos en valores, ya que con historias fantásticas se logra captar el interes del niño, se despierta la imaginación, se recuerda fácilmente, une y fortalece el núcleo familiar.

¡Queridos padres!  llegó la hora del cuento: diviértete, aprende, enseña y comparte con tus hijos en compañía de LA RANA SALTA VENTANAS y el  cuadernodevalores, en cuyo contenido resalta diferentes valores que te ayudarán a ser cada día mejor.

Otros enlaces de internet

http://www.laureanobenitez.com/actividades_en_el_nivel_linguistico.htm
padrenuestro.net/cuentos/modules/smartsection/category.php?categoryid=19

padrenuestro.net/cuentos/modules/smartsection/category.php?categoryid=5
www.agustinos-es.org/parabolas/3.htm

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: